Seixal, playa salvaje en el volcánico norte de Madeira

Cómpartelo en... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La playa de Seixal en Madeira, es una playa de arena negra con verdes montañas como telón de fondo. Solamente el trayecto con tu coche hasta allí observando el paisaje, ya merece la pena. Pero encontrar una playa de arena negra fina en Madeira y poderte bañar en un entorno tan espectacular es todo un privilegio

Seixal nublado

Cómo llegar a la playa de Seixal

Seixal se encuentra en la costa norte de Madeira. Esta parte de la isla es impresionantemente húmeda y escarpada, hasta tal punto que que al llegar nos recordó al mismísimo Hawái. Desde Funchal a Seixal hay unos 40 kilometros de distancia. En poco más de media hora, estaremos llegando a la playa.

La playa de Seixal está estratégicamente ubicada junto a otras atracciones y miradores en el norte de Madeira. Esto hace que sea genial para combinar con el Mirador do Veu da Nova, con las piscinas de seixal, con las piscinas de Porto Moniz, o con las rocas ilheus Ribera da Janela.

Nosotros optamos por tormanos la visita a la playa de Seixal como día de descanso entre los duros días de trekking por las levadas de la isla.

Con estos atractivos, Seixal es muy popular entre turistas y locales, por lo que es mejor llegar temprano para verla casi vacía. Se puede aparcar el coche gratis en el pueblo de Seixal o alrededores. La playa además cuenta con servicios y duchas. Os dejamos la localización para que os guiéis hasta allí con Google Maps.

Vistas de las olas en Seixal

Nuestra experiencia en la playa

La zona de Seixal nos pareció espectacular, como toda la parte norte de la isla. Solamente el camino hacia allí atravesando la frondosidad interior de la isla es espectacular. Muchas de las playas en Madeira son de rocas o de piedras, por lo que llegar a una playa de arena negra tan finita y volcánica impresiona. La ubicación de la playa y las vistas son impresionantes. En en lado izquierdo de la playa hay un gran espigón o muelle de cemento que protege la playa de Seixal de las grandes olas.

Panorámica de playa de Seixal

Estamos en la costa Norte y en pleno océano Atlántico. La playa es un gran lugar para nadar siempre que las condiciones sean favorables. Nosotros legamos allí a principios de octubre, lo intentamos y siendo sinceros, una de las grandes olas que entraba a la playa me dio un buen revolcón. Tal fue el tamaño de la ola que tuve una lesión en el hombro derecho, que todavía no tengo curada a día de hoy. Así que tened mucha precaución en las playas salvajes de Madeira abiertas al océano Atlántico.

Llegamos a Seixal un día entre semana, una hermosa mañana de octubre. No habíamos madrugado mucho, serian las 11 de la mañana. La luz era preciosa pues aunque había amanecido, algunas nubes tapaban la fuerza del sol. Apenas había gente así que aprovechamos a sacar el trípode y echar unas fotos. La arena negra y las exuberantes montañas verdes de fondo son una auténtica belleza. De fondol la autopista serpentea entre los acantilados y una cascada lejana cede su agua al mar desde las montañas.

Amaia en Seixal

La playa de Seixal puede ser un gran lugar para ver amanecer, pues está en la parte más occidental de la costa norte y justamente mira hacia el este. Por lo que los rallos del sol apuntan hacia la playa y sus acantilados. Nosotros vimos amanecer en otros lugares, pero no desde Seixal.

Pareja en Seixal
Pareja en la playa Seixal
arena negra de Seixal

El pueblo de Seixal

Seixal es un pueblo encantador. No dudamos en caminar por sus calles tras nuestro almuerzo en la playa. Se asienta sobre una antigua colada de lava, lo que hace que enclave del pueblo sea un lugar muy especial. No son sólo las vistas hacia el Atlántico, sino los húmedos jardines de sus casas y las exuberantes montañas llenas de vegetación que se elevan tras el pueblo. Darse un paseo por las calles del pueblo en Seixal es una experiencia muy recomendable para saber como viven nuestros vecinos de Madeira.

Calles de Seixal
Vistas de Seixal

Piscinas volcánicas de Seixal

Nada más pasar el pueblo de Seixal y en dirección al oeste, se encuentran las piscinas volcánicas de Seixal. No penséis que están muy lejos, de hecho nosotros fuimos andando desde la playa de Seixal. Eso si, hay que bajar bastantes escalones para llegar. Y por supuesto luego volverlos a subir. Otro entrenamiento más para los senderos de Madeira.

No debemos confundir las piscinas de Seixal, con otra piscina natural que hay detrás de la playa, en la que también puedes bañarte protegido del mar o sentarte en el restaurante que hay allí mimo junto a la playa.

Nosotros llegamos a las piscinas volcánicas de Seixal con la marea muy alta y el día estaba nublado por lo que no invitaban al baño. Estos días nubosos son comunes en el norte de Madeira. De hecho estuvimos prácticamente solos en las piscinas, y los bares o chiringuitos estaban medio cerrados. Quizás el fin de semana el entorno se vea completamente diferente. Sin embargo, el arco de lava volcánica y las cuevas donde se encuentran las piscinas son un lugar espectacular.

Cueva de piscinas Seixal

Esperamos que hayas disfrutado de esta guía de Seixal y sus piscinas volcánicas, una parada obligada en el norte de Madeira.

¿Aún sin saber dónde alojarte en Madeira?

Estuvimos un mes en Madeira y nos alojamos en Funchal. La variedad de alojamientos en la isla es inmensa, pero en Funchal hace buen tiempo y es un lugar estratégico para visitar fácilmente toda la isla de Madeira. Nosotros recomendamos que os alojéis en un apartamento, pues así podéis ahorrar cocinando las veces en casa, o preparando unos sándwiches para almorzar en alguna playa o tras un trekking por la isla.

Cómpartelo en... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios en «Seixal, playa salvaje en el volcánico norte de Madeira»

    • Muchas gracias Juan Carlos, Madeira es un lugar que ofrece una variedad de paisajes increíbles… ojalá puedas visitar pronto la isla.

      Responder

Deja un comentario