8 cosas que hacer en Ubud Bali. Come, reza, ama

Compartir en... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Ubud, en el corazón de Bali, es uno de los pueblos más turísticos del interior de la isla.

Sin embargo este pueblo es una visita obligada por las posibilidades que ofrece, y por su ambiente tranquilo y espiritual.

Canggu Bali tiendas
¡Cuidado! No pisar las ofrendas

Aunque en los últimos tiempos, Ubud se ha vuelto muy comercial engullido por su fama mundial…

Es la espiritualidad de la sociedad balinesa, la que lo mantiene tan auténtico y vivo todavía.

En cada calle, en cada esquina, en cada casa.. se levanta un templo balinés de belleza y carácter  inigualable.

Las tradiciones están a la orden del día, y entre la multitud de turistas, se pueden ver procesiones, funerales, ofrendas o danzas balinesas, que te devuelven al Bali espiritual de tiempos pasados.

Ubud atrae a todo tipo de turistas, pero es en concreto, el mercado español, el que se decanta por establecer este pueblo como base para visitar la isla, haciendo excursiones desde aquí, sobre todo con conductor privado.

Nosotros somos partidarios de viajar más despacio, y el instalarse en Ubud lo haríamos para explorar tranquilamente los alrededores y sumergirnos con calma en la cultura balinesa.

Si a partir de Ubud tenéis pensado explorar el Norte o el Sur de la isla; entonces lo mejor, es desplazarse para establecerse de nuevo en otro pueblo, y así conocer mucho mejor la esencia de Bali.

Si hay algo por lo que destaca esta isla, es por tener alojamientos de calidad en cada uno de sus pueblos.

Sin embargo, si quieres disfrutar del interior de Bali con tranquilidad, en este artículo repasamos las mejores cosas que hacer en uno de nuestros lugares favoritos de la isla, el pueblo de Ubud:

 

Que hacer en Ubud Bali
Templo de Loto en el centro de Ubud

1. Pasea por sus templos

Pasear a pie por las calles principales de Ubud y perderse entre turistas y locales, es la mejor manera de conocer el pueblo.

La visita gratuita del Palacio real (Ubud Palace) y al Templo de agua o de Loto, o Pura Taman Saraswati (en balinés) son dos de los mejores planes que se pueden hacer por el centro de Ubud.

No olvidéis la cámara de fotos, ya que cada rincón del centro os puede sorprender.

Este paseo se puede complementar con la visita al mercadillo, o alguna tienda de artesanía típica de la zona centro de la isla.


2.Visita sus famosas terrazas de arroz

Aunque el pueblo de Ubud esta rodeado de verdes arrozales, es 14 kilometros al noroeste de ubud, donde están las terrazas de arroz mas famosas de Bali: Las terrazas de arroz de Tegalalang.

Visitar este paisaje es como meternos en una postal perfecta, ya que las terrazas de arroz se pueden recorrer a pie entre escalones verdes de ensueño.

Ahora bien no seremos los únicos que vamos a descubrirlas y a explorarlas, este spot de Bali es muy famoso y cada mañana sobre todo a partir de las 10, empiezan a llegar autobuses cargados de turistas.

El mejor consejo es visitarlas temprano, antes de desayunar, y luego volverse al hotel tranquilamente a descansar.

La mejor luz para verlas y fotografiarlas es temprano o al atardecer.

A medio día pega el sol de lleno, y hace mucho calor. (No olvidéis sobre todo traeros algo de agua y protección solar)

No asusteis al ver más turistas, ya que las terrazas son muy grandes, y se pueden visitar (dos valles) subiendo y bajando entre los escalones, por los caminos marcados, para haceros fotos chulas.

Si andaís por algunas de ellas para haceros fotos, es típico que los agricultores os pidan propinas.

El precio de la entrada es una donación opcional, pero lo normal es dar 10.000 RP

Las terrazas se pueden visitar fácilmente con una moto alquilada desde Ubud, ya que están a unos 11 kilometros del centro del pueblo.


Qué hace bali Ubud
El bosque es mío

 3. Visita el Ubud Monkey Forest 

El Monkey Forest en Ubud, es una de las atracciones más visitadas de Bali, sobre todo a media tarde cuando el calor deja de apretar.

Teniendo cuidado con los monos (roban e incluso abren mochilas), se puede pasar un par de horas muy divertidas, en un bosque verde lleno de monos con templos balineses de lo más auténtico.

La entrada es cara, pero merece la pena, son 50.000 RP por persona.

Si no entraís al recinto y muy cerca de éste, en la Monkey Forest Road, la calle que va desde el Monkey Forest al centro del pueblo, podéis ver a varias familias de estos macacos que campan a sus anchas entre los hoteles de lujo y  y los supermercados. Vale la pena darse un garbeo por aquí y ver el espectáculo.


Camphan ridge walk Ubud

4. Pasa la tarde caminando por la Campuhan Ridge Walk

Uno de nuestros paseos favoritos para las tardes en Ubud, es irse a la colina del Campuhan ridge walk

Un antiguo arrozal sembrado en la cresta de una colina, se ha convertido hoy en día en uno de los paseos más placenteros de toda la isla de Bali.

Si el camino hasta allí desde el centro del pueblo, ya es entretenido; es al llegar a lo alto de la colina,cuando  las vistas se hacen impresionantes y abiertas al horizonte.

Aquí se respira y se admira los alrededores.

Hay gente que hace deporte, otros simplemente caminan, los grupos conversan, y como no, las fotos no pueden faltar.

Si te gusta la fotografía como a nosotros, tendrás que madrugar un poquito, si quieres tener la Campuhan Ride Walk solo para tí.

Si no, al atardecer, es la hora más agradable para darse un paseo antes de cenar.


5. Refréscate en las cascadas de los alrededores (Nung Nung y Tegenungan)

Visitar las cascadas de los alrededores de Ubud es una de las aventuras más auténticas que se pueden vivir en la isla de Bali.

Sobre todo si lo haceís por vuestra cuenta y alquilando una moto.

Si bien es verdad que son muy visitadas, recorrer la isla en moto, atravesar la jungla descendiendo hacia cañones ocultos, y finalmente viendo como se abre paso el agua entre las entrañas volcánicas de esta isla única en el mundo, es para nosotros una experiencia maravillosa.

Si hay algo que nos puede ofrecer Bali aparte de su gente y sus tradiciones es su increíble naturaleza.

Cuanto mas temprano vayáis menos gente habrá visitando estos saltos de agua.


@la.pacha.mama The second season by @chefpatronbali

A post shared by LA PACHA MAMA (@la.pacha.mama) on

6. Come en restaurantes chic y después duerme como un príncipe

Al igual que en Canggu, en Ubud han proliferado una montón de restaurantes chic para todos los gustos.

En ellos es fácil encontrar comida italiana, mexicana, americana y europea en general. Hay restaurantes de todos los precios y categorías así como chefs expatriados de todas partes del mundo.

Aunque si eres como nosotros y lo que te gusta es (ya que has venido hasta aquí) probar comida local, también tienes varios warungs de precio más que asequible donde deleitarte.

Ojeando menús mientras paseáis, daréis con vuestro lugar favorito para cenar.

Cabe resaltar que Ubud (aunque en general ocurre en todo Bali) es uno de los lugares con mejor relación calidad- precio para escoger un hotel.

Hoteles Ubud Bali
Patio interior y piscina del fabuloso Nami house en el centro de Ubud

Desde apenas 10 euros ya podemos encontrar habitaciones tipo boutique ultralimpias y con buen aire acondicionado en el centro del pueblo.

Si contais con algo mas de presupuesto es fácil reservar alguna hotel con piscina o rodeado de tranquilos  arrozales en las afueras.

Nosotros nos alojamos en Nami house hotel por 20 euros la noche, con piscina, aire y en pleno centro.

Ubud es el sitio excelente para pasear, comer, rezar, amar y descansar…


Museo de máscaras Ubub
Uuhh!

7. Visita el Museo de Mascaras y Marionetas

Oculto a unos kilometros del centro de Ubud, y apenas visitado, se encuentra uno de nuestros lugares favoritos de todo Bali: el Museo de Mascaras y Marionetas, o en su nombre original: Setia Darma House of Maks and Puppets.

Este lugar, guarda en su interior uno de los tesoros mas llamativos de toda Indonesia.

Este museo de máscaras y marionetas en Ubud, recoge tras sus puertas, y baja el techo de auténticas casas javanesas, una colección de máscaras y marionetas de todos los tiempos, que han escrito la historia de este país de tradiciones mágicas.

Hay piezas realmente asombrosas.

La espiritualidad del lugar, de los objetos, así como la poquísima afluencia de público, hacen que la visita sea del todo inolvidable y muy emocionante.

Casi podemos sentir cada máscara, y cada marioneta, interpretando una danza y escribiendo la historia de este enigmatico país que es Indonesia.

Al museo se puede llegar en moto, y el horario es de 8  a 16 horas.

La entrada es libre (aceptan donaciones) y los jardines que rodean el recinto, son una fuente de paz.

No olvidéis apuntar esta experiencia 5 estrellas en tu visita a Ubud.


8. Acaba el día con un masaje balinés o vete a ver la danza de Kecak

Sí… déjate llevar por la atmósfera que envuelve Bali… estás en Ubud… piérdete en uno de sus spas.

Entra y escucha como las melodías balinesas se funden agradablemente en tu cabeza como si fueran viejas conocidas.

Avanza por los pasillos del spa donde las fuentes de piedra volcánica refrescan el ambiente, mientras el incienso de las ofrendas termina de llevarte a un mundo espiritual…

Relájate, medita, tómate tu tiempo.

Déjate mimar por un espléndido masaje balinés al final de la tarde.

Te servirá para coger fuerzas y dormirás como un niño pequeño.

Y así acaba el día y llega la oscuridad al pueblo de Ubud…

Al caer la noche , los espíritus despiertan y los demonios cobran vida con las danzas balinesas o Kecaks.

Bajo el techo de los templos milenarios y a la luz de la luna, una lucha sin cuartel se libra cada noche en los callejones de Ubud.

Es la lucha entre el bien y el mal, que se escenifica con máscaras y vestimentas tradicionales, es espectacular, y se puede ver cada noche en el Palacio Real (Royal Palace), en el Palacio de Loto, y en algunos templos más por el centro de Ubud.

Estos ritos balineses, harán volar tu imaginación.

Bienvenidos todos al Bali espiritual.

Samuel G.

Explorador, amante del vino y de los viajes. Vivo en Phnom Penh desde septiembre de 2015. Fascinado por el Sudeste Asiático y después de varios viajes, decidí trasladarme a Asia definitivamente. Aquí ejerzo como profesor de español y visito la región con tranquilidad.
Compartir en... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario